Pastel de ricota con leche condensada

Pastel de ricota con leche condensada

Pastel de ricota con leche condensada

El pastel o torta de ricota tiene sus raíces en la gastronomía italiana, sobre todo de la región de La Toscana y Nápoles. Es muy fácil de preparar y es delicioso ¡pruébalo!

Ingredientes para 10 porciones

  • 400 gramos de ricota
  • 1 lata de leche condensada
  • 300 mililitros de leche
  • 4 huevos
  • 40 gramos de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón

Preparación:

Paso 1: precalienta el horno a 150 grados, engrasa y enharina un molde desmoldable, separa las yemas y las claras de los 4 huevos.

Paso 2: en un bol, agrega el contenido de la lata de leche condensada, los 300 mililitros de leche, los 400 gramos de ricota, las yemas de los 4 huevos, la esencia de vainilla y la mantequilla derretida, mezcla homogéneamente y agrega la ralladura de limón.

Paso 3: junta las 2 cucharadas de harina y las 2 cucharadas de maicena y ciérnelas, añádelas a la mezcla anterior e incorpóralas.

Paso 4: batir las claras de huevo hasta formar crema y añádela a la mezcla anterior con movimientos envolventes.

Paso 5: vierte la mezcla obtenida en el molde desmoldable y hornea a la temperatura preestablecida durante 1 hora.

Paso 6: desmolda y deja enfriar durante 15 minutos, ¡listo para comer!

Ya debes estar disfrutando tu esponjoso y suave pastel de ricota, recuerda batir a parte las claras de huevo ya que esa parte de la preparación es la que le da la consistencia esponjosa y suave que tanto nos encanta. ¡Buen apetito!